Al parecer, Apple junto a Foxconn compartirá los costos (o ventaja competitiva como también lo han denominado) en las mejoras laborales de sus distintas fabricas.

 Luego de un aumento de salario entre un 16 y 25% entre sus empleados, Foxconn ha logrado llegar a un acuerdo con Apple a fines de Marzo para integrar nuevos trabajadores con el fin de reducir el numero de horas extras necesarias para satisfacer la producción.

A esto se suma la inauguración, prevista para el 2015, de la nueva planta de Foxconn en Shanghai la cual contara con instalaciones de investigación, desarrollo y ventas, la incorporación de robots y sistemas de inspección de la producción mediante rayos X.

De esta manera Apple logra apagar las numerosas criticas sobre las condiciones laborales de sus proveedores efectuadas tiempo atrás.