Una de las novedades que caracterizan al nuevo iPhone podría jugarle en contra a Apple. Pues según lo reportado por un sitio especializado en el mundo de los móviles, la decisión de Apple de pasar a una pantalla más delgada y grande en su nuevo equipo le haría tener faltantes de pantallas para la producción de los iPhone 5.